domingo, 13 de noviembre de 2011

¿ESCAPAR DE LA REALIDAD?


Guatapé-Colombia by Carlos Orrego
Es que el plato del vecino siempre será el más provocativo. Esta corta afirmación, confirma que pocas veces estamos de acuerdo con la realidad en la que vivimos, e invertimos cada momento libre en crear un mundo imaginario, una realidad paralela en la que por fin se cumple a cabalidad nuestra definición de “perfecto”. Si descomponemos esta forma de pensar podríamos encontrar algunas incoherencias.

Nos afecta la mentalidad del statu quo, donde, como diría Andrés López “deje así”, es la frase que genera ese equilibrio tan cómodo que nos deja atrapados en esta realidad, haciendo que el único escape posible sea criticar lo que se tiene, renegar por lo que  no, y perder más tiempo pensando en lo que hubiera sido sí, que actuando para crear esa mejor realidad. Dos enamorados que no quieren vivir más en esta realidad, porque no les permite estar juntos, dejan en el aire una pregunta, ¿A cuántas personas, a parte de ellos, necesitan para vivir su relación?, ¿Han notado que siempre habrá por lo menos una persona que los apoyará?- su pareja-. Algunos casos serán más complicados que  otros, pero que me corrijan si me equivoco al decir: es más fácil lograr lo que se quiere si se actúa en pro de ser dueños de nuestra realidad, que si nos conformamos con la que “nos tocó” y dejamos la perfección como utopía de escape.

Existe una dualidad innegable entre lo que soñamos y lo que vivimos, y desde mi punto de vista el problema no está en que lo que soñamos es imposible, está en que nos conformamos con soñarlo, sin saber que mientras no sea una meta no hay forma de lograrlo. Otros más atrevidos y un poco menos miedosos, transforman sus sueños en metas, pero caen en el error de pensar que existe un único camino para lograrlo. ¿Acaso el único camino a la estabilidad económica es trabajar en una empresa grande, que pague bien, donde el “patrón” te permita pasar tu juventud y el comienzo de tu vejez haciendo lo mismo, pero eso sí, sin riesgo de ser despedido?; Te pregunto ¿crees que la única posibilidad que tienes de recorrer el mundo es si te ganas la lotería?.

En un mundo que se mueve tan rápido que es imposible planear tu vida de forma precisa para el siguiente día y donde conoces nuevas personas que con una palabra pueden cambiar la forma en que lo percibes, los caminos son poco relevantes. Prefiero pensar que mientras tenga la meta clara, son mis pasos los que construyen el camino y es por eso que deben ser firme y correctos, cada acción debe ser pensada para maximizar el beneficio de una sociedad que no necesita de personas que se preocupen solo por el bien propio, esto no significa cargar a nadie, ni dar limosna, esto significa tomar de la mano a tantas personas como sea posible para que el camino al éxito sea amplio, claro y estable.
Guatapé-Colombia by Carlos Orrego

No se trata de ser conformista pero sí de replantear cuál es esa realidad perfecta, te aseguro que cuando lo hagas te darás cuenta de que son pocas las cosas materiales que hacen parte de ella y en cambio algunas que son gratis, como compartir una noche con la persona que amas parece no tener ningún “pero” y por el contrario tiene un efecto que perdura por mucho más tiempo.

¿Es posible que ya estés viviendo en la realidad perfecta?

No hay comentarios:

Publicar un comentario